viernes, 16 de septiembre de 2016

1 añito

Kiva cumple hoy un añito. O un añazo, porque está enorme. Y guapísima, pero eso no lo digo yo, me lo dice la gente por la calle también.

Estoy encantada con la decisión que tomé, pero aún así, creedme, re educar a Kiva está siendo todo un reto. Hay días en que la tiraría por una ventana y luego me tiraría yo (tranquilos, vivo en la planta calle) y otros días estoy feliz como una perdiz porque la veo progresar.

Kiva es una perrita muy insegura, tiene miedo a todo lo que no conoce, y cuando tiene miedo, ladra como un monstruo (ataque de Shrek lo llamo yo). Yo tengo experiencia 0 con perros inseguros, Veda era más bien dominante, así que lidiar con el problema me está pillando un poco de novata. Claro que si tuve que aprender a la fuerza a educar a un perro dominante y me salió bien, educar a un perro inseguro también me saldrá bien. Según me dijo la paseadora, me ha tocado justo el perro que necesitaba para aprender más sobre el mundo canino.

Otro problema que tengo es que las técnicas de adiestramiento han cambiado UN HUEVO en estos 12 años. Cuando yo eduqué a Veda seguí una corriente de adiestramiento que se basaba en ser el lider de la manada. Tu perro tenía que entender que tú eras el jefe. Y a base de premios y castigos. Un poco al estilo Cesar Millán. Ahora esa técnica de adiestramiento está muy mal vista (al menos en Holanda) y lo que recomiendan es adiestramiento en positivo. Resumiendo mucho, premiar los comportamientos que te gustan del perro, anticipar los que no te gustan y distraer al perro antes de que muestre ese comportamiento e ignorar lo que hace mal. Según esta corriente, si castigas al perro por hacer algo mal, no le quitas las ganas de hacerlo mal, sino que no lo hace por miedo a las consecuencias...el bicho puede frustrarse y explotar cuando menos lo esperas. Bueno, si tienes un perrico buenazo tipo golden, me creo totalmente que no necesites usar más que refuerzo positivo, pero cuando tienes un pastor alemán, la cosa cambia. Lo siento en el alma pero si Kiva me saca los dientes se lleva un guantazo y la castigo en su cama un rato, ese comportamiento no voy a ignorarlo de ninguna manera. Aún así, me esfuerzo por leer foros con información sobre adiestramiento positivo, webs, videos de youtube etc y lo aplico lo más que puedo.

Tengo que decir que en general Kiva es una perrita muy buena, que hace mucho caso, no te busca las vueltas. Su problema es que cuando tiene miedo, se transforma. Vamos paseando por la calle, nos topamos con un montón de ladrillos que normalmente no están allí y ya veo como Kiva empieza a recular, a agacharse...y si no reacciono a tiempo, comienza el show de ladridos. Lo que suelo hacer es ponerme delante de ella para bloquear la visión que la asusta. Espero a que se calme y le doy un poco de pienso. Me aparto para que vuelva a ver a lo que la asusta y sigo dandole comida. Poco a poco voy dando pasos hacia adelante y ofreciendole comida si viene y no ladra. Hasta que llegamos al montón...lo huele, le hago una fiesta, y solucionado. Parece fácil, pero a veces tardo 20 minutos en acercarme a la cosa.

Con los perros va según el día. Hay días en los que nos cruzamos con 10 perros y consigo que esté tranquila 9 veces, y hay días que les ladra a los 10. Les tiene miedo, se ve atada, arrinconada, sin escapatoria y se transforma. A veces el dueño del otro perro lo entiende y se ofrece a ayudar (básicamente es pasarnos 10 minutos frente a frente con ambos perros sentados y yo cebando a Kiva si permanece tranquila) y otros me llevo comentarios de gente ignorante que no tendría los cojones de enfrentarse al problema que tengo yo con Kiva si el problema lo tuviese su perro. Hay días que los comentarios me los paso por el forro, y hay días que llevo a casa y quiero meterme en la cama y llorar.

Otra de las cosas que hago es pagar un servicio de paseadora que viene 3 veces por semana y se lleva a Kiva a pasear con un grupo de perretes. La señora me manda videos y lo que yo veo en esos vídeos es una perra completamente distinta a la Kiva que yo paseo. Va suelta y no ladra a los demás perretes. Se la ve cómoda en el grupo y en algún video hasta hace intentos de jugar. Según la paseadora, cuando Kiva va suelta y en un grupo de perros que ya conoce, se siente menos insegura y se vuelve más sociable. Y ahora estoy pidiendo a gente que conozco que vengan de paseo con sus perros conmigo, porque estoy segura que tras el ataque inicial de Shrek, Kiva es capaz de andar de paseo junto a otro perro, tal como hacía con Dina, y cuando conozca al perrete en cuestión, seguro que no hay momento inicial modo Shrek. Por ahora tengo varios voluntarios así que estoy deseando ver como sale. Que conste que no pongo en peligro ningún otro perro, porque tengo a Kiva completamente bajo control hasta cuando se pone en modo Shrek. Cuando funcione con un perro, intentaré pasear con varios, y luego a soltarlos. Pero paso a paso. Me anima el saber que cuando Kiva se siente segura, puede ser sociable!

Para no ser muy pesada en el blog o en Facebook, he creado un canal de youtube para ir subiendo videos de la orejas. Lo podéis encontrar en este link. El objetivo es ver, yo misma y la gente interesada, como evoluciona y como mejora. Os animo a suscribiros!! Y no seáis rácanos, dejar comentarios, o sugerencias o lo que sea!

viernes, 9 de septiembre de 2016

Sumando años fuera

El 7 de Septiembre cumplí 6 años en Tulipandia, y en unos meses cumpliré 9 en el extranjero. Y sumando, porque veo poco posible que yo vuelva a España, por lo menos a corto plazo. Nunca se sabe pero seamos claro, una persona que pasa un tercio de su vida casi en el extranjero, ya no se siente 100% del lugar en el que pasó los otros dos tercios. Me encanta España, me encanta Zaragoza, pero creo que para mí sería muy difícil el volver a vivir allí.

En estos 9 años fuera, y 6 en tulipandia, he conocido a mucha mucha mucha gente, de muchos países y muchas costumbres distintas, y esa exposición cercana a gente tan diferente me ha enriquecido como persona, me hace ver las cosas desde un punto de vista diferente. 

El otro día leía en otro blog un artículo que refleja muy bien lo que significa de verdad el vivir fuera. Y lo que enfada el que la gente te diga cosas como "que bien vives" , o cuando piensan que eres rica. Igual que esa bloguera, yo también vivo bien, pero yo me he buscado el vivir bien. Los hay limpiando WCs en Inglaterra, y dudo mucho que se les pueda decir que viven bien sin que esa persona quiera meterte la escobilla en la boca. Tengo un trabajo, tengo un salario que me permite vivir de forma independiente, tengo vacaciones que me permiten ir a ver a mi familia varias veces al año. También hago bastantes viajes cortos a lo largo del año y eso hace pensar a la gente que estoy montada en el dólar, pero no, no lo estoy. Mis viajes de fin de semana consisten en buscar billetes de avión baratos y visitar a algún amigo que vive en otro país o bien hacer Couchsurfing o bien ir a un hostal barato. No me vais a ver en un hotel, porque el dinero que cuesta el hotel prefiero gastarlo en otras cosas. No me vais a ver tampoco gastándome una pasta haciendo la turistada del turno, sino que gasto mi dinero en otras cosas que me aportan más. No me vais a ver en tiendas de souvenirs llenando la mochila, porque lo único que compro es un plato para mi madre, y ya. Mi recuerdo suelo comprarlo en una librería, puesto que mi souvenir es un libro de cocina del país. Donde sí me vaís a ver es en cualquier puesto callejero de comida típica (a ser posible donde van los locales) o en algún restaurante local poniéndome las botas. Al final del viaje, lo que me he gastado es mucho menos que cualquier español que dice vivir peor se gasta en un fin de semana de fiesta con los amigotes.

Vivir fuera no es moco de pavo. Es duro vivir en un lugar donde no entiendes lo que pasa a tu alrededor porque no hablas el idioma. Hasta que aprendí tulipano lo pasé mal. Estás en el metro, de pronto se para y todo el mundo se baja. No tienes ni puta idea de qué pasa, sólo sabes que tienes que llegar a tu destino. Luego además yo no me atrevía a preguntar a la gente así que o bien seguía a la masa allá donde fueran, o bien identificaba alguna cara conocida y le seguía, porque sabía que siempre se bajaban en mi misma parada. Si esa persona llegaba, yo también. Pero la experiencia te hace sentir bastante inútil… Ya no tengo la barrera idiomática, pero sigo encontrándome día a día con retos. Hace unas semanas se acabó la pila de mi reloj de pulsera, y así, de pronto, no tenía ni repajolera idea de dónde ir a cambiarla, porque no, en Holanda no encuentras relojerías en cada esquina como en España. Acabé en una joyería, después de pensar mucho. Con la mala suerte de que me metí en la joyería más pija de la ciudad, y por supuesto la dependienta escaneó de arriba abajo mi vestuario de saldo. Otro día buscaba una riñonera para meter las chuches de Kiva. Ni idea de dónde encontrarla. Menos mal que estamos en la era de Internet y todo se puede comprar a base de clicks. Pero vamos, el mensaje es, a veces necesitas comprar algo cotidiano, y no lo venden donde tú esperas, y es bastante frustrante el tener que esforzarte tanto para conseguir algo que en tu casa te hubiese costado dos minutos.

Volviendo a la gente que he conocido en estos años. Una cosa que también pasa es que, a menos que tu círculo de amistades sea local, te vas a pasar la vida despidiendo a gente. Me pasó a lo bestia en Glasgow, ví partir a mucha gente que era importante para mí, como mi Pimpollo, Javito y Sara o como Iza. Esa gente que entra en tu vida y que tanto te aporta también deja un vacío cuando se va. En Holanda intenté centrar mi círculo en amistades locales, pero es imposible mantenerse al margen de otros expats sin ser gilipollas: No mira, no quiero ser tu amiga porque no eres dutch y te vas a pirar. Aun así, inconscientemente sí te implicas menos con gente que acabas de conocer si intuyes que están de paso. Aun así en 6 años he visto partir a Cris, Sofi y Desi. Después de ellas yo creo que mi cerebro instaló un programa de protección contra disgustos y, aunque sigo viendo partir a la gente, lo veo de otra forma. En el último año he visto partir a 3 personas que, aunque no eran super cercanas, sí me dio pena. En breve parte otra persona más, que aunque últimamente no veo casi, me da pena…y tengo en mente al menos dos personas más que intuyo, también partirán.

Y ni los tulipanes se quedan! Uno de mis buenos amigos tulipanes se pasa más tiempo viajando fuera del país que viviendo dentro, y me juego la mano a que en algún momento, no volverá. Y me dolerá, porque al ser tulipán, mi mecanismo de autodefensa no saltó…el software no lo catalogó como “persona de paso” , me impliqué, y será un amigo más del que me despediré en algún momento….y con cada partida, el programa de protección se actualiza y el filtro aumenta….


Pero a pesar de todo, sí, yo también vivo “bien” , lo bueno compensa lo malo. Y al que mire con desprecio y piense "Es que tú vives muy bien" le invito a coger las maletas, y pirarse, salirse de su entorno y de su zona de comfort. A ver cuanto duran. Muchos duran poco, porque no es tan fácil, y hay que tener espíritu luchador.

lunes, 29 de agosto de 2016

Verano tardío y los progresos de Kiva

Si antes me quejo del tiempo....antes llega la segunda oleada de calor del verano. La primera fue en Julio, durante mis vacaciones. Y tiene guasa, la prensa dice que, a pesar de haber sido este verano uno de los que menos verano ha sido, y peor tiempo hemos tenido, se va a convertir en uno de los más calurosos gracias a las temperaturas máximas alcanzadas en las olas de calor. A pesar del fresquete, de la lluvia, de las nubes, a pesar de que noséquedía de agosto la temperatura estaba por debajo de la registrada el día de Navidad...tócate los huevos. Claro que en tulipandia, un día de 30 grados en un día tropical y llaman ola de calor a 5 días de verano, con máximas de al menos 25 grados (sea la mínima la que sea) y con 3 de estos días "tropicales" . Vamos que en Zaragoza estaríamos de ola de calor de Mayo a final de Octubre.

En cuanto a Kiva, vamos progresando. Y objetivamente diré que vamos progresando rápido, aunque a mí se me hace eterno. Su principal problema es que tiene miedo a todo lo que no conoce, y que ladra como una fiera a todo lo que le da miedo. Pero no es dominante ni agresiva. Si la veis en plena faena cuando algo le da miedo, no me creeréis cuando digo que no es agresiva. Y bueno, tiene miedo a los perros, así que cuando va atada, les ladra por defecto. Si va suelta se acerca, huele, intenta salir por patas. Si al perrete se le ocurre hacer un intento de jugar, Kiva se caga, ladra a medio palmo del perro, y sale corriendo mientras el dueño me mira con horror. No les culpo. Pero ellos a mí con su mirada sí me juzgan y sí me culpan.

Paseando bajo la chicharra
Esto, con paciencia, en principio tiene cura. Una de las cosas que recomiendan y que yo estoy llevando a la práctica es cebar al perro con galletas desde que el perrete de enfrente se ve, hasta que lo sobrepasas sin incidentes. Sólo pasar por su lado, no interactuar. Después de un mes haciendo esto, muchos días volvemos a casa sin ladridos, o habiendo ladrado sólo a un perro. Y otros vuelvo desquiciada porque ha ladrado a todo lo que pasa por su lado. Luego jode también bastante el típico perrito pequeño asilvestrado, al que sus dueños no se han molestado en domesticar, que viene y se pone a ladrar y me jode el training. Y encima las miradas de dueño de perro irresponsable son para mí. Pues a alguno ya se la he devuelto, porque últimamente, cuando Kiva está de buenas, me anticipo y la siento delante del perro ladrador y la cebo a galletas. Mientras le explico al dueño que la perra ladra por miedo y que la estoy entrenando para que no ladre aunque le ladren. Flipan. Y les toca la moral. Y yo sigo caminando para adelante, sintiendome orgullosa por momentos de mi cocodrila. Estas técnicas dan resultados a medio/largo plazo, así que debería estar contenta de ver ya resultados y no ser tan cagaprisas...

Además, 3 días por semana viene una señora a pasearla por la mañana. La señora en cuestión es adiestradora, y tiene una empresa para pasear perros en grupo. Ella me cuenta que Kiva está cómoda con el grupo de perretes y que poco a poco se va atreviendo a jugar más. Vamos, que a ella no le monta un choto. No sé muy bien si es porque va en un grupo de perros y conmigo se los encuentra de uno en uno, o si soy yo la que está intranquila y se lo paso. De todos modos, voy a invertir un poco de dinero en que esa señora se venga un día conmigo de paseo y me diga qué hago bien y qué hago mal.

Otra buena costumbre que tiene Kiva es ladrar (por miedo) a todo aquel que entra en mi casa. Así que arrincono a las visitas en el pasillo, les explico que Kiva va a ladrar, les digo que no tengan miedo y tiren palante, que no la saluden hasta que no se relaje, y que le den salchichas (que yo les he dado) una vez esté tranquila. Y parece que también va dando resultados, solo suelta un par de guaus y tan amigos. O el sábado, que casi lloro porque no ladró a K (a quien ya había visto una vez) y a su hermana C (a la que no conocía). Cara de haba se me quedó.

Otra hazaña ha sido ir en bicicleta. Primero por una zona tranquila, luego por otra calle y carril bici más transitado, y de vuelta a casa. Aprobado con notable. En la zona tranquila iba bien, en la zona más transitada iba más nerviosa intentándose coscar de todo lo que pasaba alrededor. No está mal.

Kiva en la parra, mirando al infinito....
Una cosa que tiene esta perra es que llama muchísimo la atención por la calle. Obviamente cuando ladra, se la ve (y se la oye), pero no me refiero a eso. Cuando va a mi lado como una señorita, que gracias a dios es lo más habitual, la miran mucho, y me dicen muchas veces eso de ´mooi hond´ (perro bonito), me paran y me piden si pueden tocarla, y ayer le hicieron una foto. Lo de que la toquen, les digo que es miedosa y que si ella quiere acercarse vale, pero sino, sorry pero no. Vale que Kiva es guapísima (que voy a decir yo) pero como para torcer tantos cuellos? Supongo que es porque aquí el pastor alemán no se ve mucho, y ella tiene unos colores muy curiosos y una buena planta. Lo malo de esto es que además de atraer la atención de la gente normal, también la miran la mala gente y eso no me gusta un pelo. No la suelto si no tengo todo controlado...por si las moscas. Desgraciadamente, España no es el único país con peleas de perros. O en el mejor de los casos, viendo lo difícil que es aquí el adoptar, se sacan una pasta sacando camadas o vendiéndola a ella.

La perra ya está apegada a mí, pero espero que con el tiempo se apegue más y no se le pase por entre las orejas el pirarse con un desconocido. He dicho apegada? Es una LAPA, me persigue a todos los lados buscando mimos. Se supone que los perros jóvenes son menos apegados, así que cuando esta sea vieja y chocha no va a haber dios que la aguante!

En fin, que entre el trabajo, y Kiva, estoy que no tengo vida social! Pero bueno, es lo que tiene no? Sarna con gusto no pica....emmm, sí, si pica, pero se aguanta uno :p

Saludos (y lenguetazos de la orejas)

viernes, 12 de agosto de 2016

Verano de mmmmm

No tengo ni idea de cómo voy a sobrevivir el 2016. Hoy decían que el día de Navidad de 2015 la temperatura en Holanda fue más alta que la temperatura de hoy. Y no sería tan mala la cosa si no fuese porque aquí parece que este año el verano ha pasado de largo sin hacer parada.

Cuando llego la primavera al calendario, nos consolabamos pensando que cuando la primavera tulipana es un truño el verano suele ser bueno. Cuando llegó Mayo pensábamos que el sol aparecería en Junio. En Junio nos consolamos pensando que igual no teníamos temperaturas veraniegas hasta Julio, pero bueno, como no iba a ser el primer año que esto pasa...en Julio yo aún tenía esperanzas en Agosto...pero estando ya a mitad de Agosto, para qué nos vamos a engañar, este año no tenemos verano, y el termómetro sólo va a bajar.

Lo curioso está en observar cómo la gente se autoengaña. Cuando comento la m de verano con mis compañeros tulipanes me dicen todo convencidos de que en Julio hubo algunos días buenos!! Sí, dos días. Dos días en los que una persona normal (yo) se podía poner chanclas. Dos días (y no seguidos, claro) en los que después del trabajo me fui a cenar con mi manta de picnic a mi rincón favorito. Dos, de los cuales el segundo salí por patas a casa para que no me cayese una tormenta en la cabeza. De esos dos días se acuerdan todos, del resto, se han olvidado.

En cambio los extranjeros sí parece que nos hemos dado cuenta del no-verano y vamos todos arrastrandonos por el suelo. Normalmente la idea de volver a España en Octubre me ayudaría a sobrevivir, pero es que este año me da que el break otoñal no va a poder ser...

A todo esto sumarle que desde Marzo mi horario laboral es un poco atípico. No me voy a quejar porque sarna con gusto no pica. Para ahorrarme casi 300 euros de transporte al trabajo tengo que coger el tren fuera de hora punta. Eso significa levantarme a las 5.30 am para coger el tren antes de las 6.30 am. Y dando gracias que soy más bien rápida por la mañana y dándo gracias de que a Kiva parece apetecerle eso de salir a la calle a esas horas tanto como a mí. Intento meterme todos los días a la cama a las 10pm, pero no siempre lo consigo. Y en este verano raro aún menos, porque si hay luz hasta pasadas las 11pm, quien puede irse a la cama? Supongo que el invierno solucionará ese problema. Lo bueno de este horario, además de la diferencia de gasto, es que antes de las 4 estoy cogiendo un tren de vuelta a Utrecht, y eso viene bien para darse un paseo largo con la orejas.

Y llega el viernes, y entre unas cosas y otras, en vez de alegrarme porque eh, es viernes!! Y pensar en cervezas esta noche, lo que pienso es en lo calentitas que estarán mis sábanas esta noche cuando me meta entre ellas, y la cantidad de horas que tengo por delante para, si quiero, dormir...

Ains, juventud, divino tesoro.

lunes, 8 de agosto de 2016

Aparcar (mal) la bici

Tener amig@s de visita puede resultar de lo más entretenido. Te mantienen ocupado. A veces para bien, otras para no tan bien. Además, son carne para un nuevo post! El caso es que hace unos días, vuelvo a casa y me encuentro la ventana del salón abierta de par en par, pero la bici de las visitas no estaba aparcada en su sitio. Lo primero que me pasa por la cabeza es si mi visita se ha ido de casa dejando la ventana abierta…me asomo y me la encuentro con cara de culpable. Esa misma cara que me ponía Veda cuando había hecho algo malo. Ana, y mi bicicleta? Esto…pues mira…es que…no lo sé, creo que me la han robado.

Casi me pongo a llorar con el ‘me la han robado’ . Mi biciiiiiiiii. Pero mi parte racional evitó que entrase en pánico. A cambio empecé a escupir preguntas.

- A ver, dónde la dejaste aparcada? 
En el centro comercial
Muy bien, dónde exactamente?
En una farola.
Vale. Qué farola
 Tengo una foto, espera te la enseño


Después de ver la foto, respiré tranquila. No, no me han robado la bici. Mi visita la aparcó debajo de una señal donde dice que si aparcas mal la bici, el ayuntamiento se la lleva. Y exactamente eso hicieron. Cortaron el candado y se la llevaron. Qué hacer en ese caso? Ve a la siguiente web:


En el apartado de buscar pones fiets+marcadelabici+color+ciudad y si tienes suerte, encontrarás una foto de tu bici (cual prisionera) y una referencia. Con esa referencia te vas al depósito de bicis (que por cierto está a tomar por el culo, en Kanaalweg 50). Allí te van a pedir tu DNI/pasaporte, dirección, las llaves del candado y 13,50 euros por recuperar tu bici (o 20 si lleva allí un mes o más). 

En mi caso por lo menos fueron tan majos que cuando me cortaron la cadena, lo hicieron de tal forma que no me lo jodieron entero, simplemente perdí un eslabón….pero depende de qué candado tengas, súmale a la gracia el coste de una cadena nueva.

También tengo que decir que se han modernizado. Antes no podías buscar tu bici por internet, tenías que ir al culo del mundo a comprobar en persona si tu bici estaba ahí o no. Y con "antes" me refiero a hace un par de años máximo. Y son bien eficientes. Se llevaron la bici como a la 1pm, y a las 5pm yo la busqué (y encontré) ya en la web.

Ni que decir tiene que mi visita ahora está muy atenta a dónde puede y dónde no puede aparcar. Ve las señales de prohibido aparcar mejor que yo. Hihihihi

domingo, 31 de julio de 2016

Cachorro en casa

Kiva ya está en casa!! Sí!! Tengo un cachorro en casa!!....os he dicho lo mucho que odio a los cachorros? No, los cachorros no me parecen monos. Cada vez que la palabra cachorro pasa por mi cabeza, lo primero que se me ocurre son cosas rotas, perro que se pasa por el forro todo lo que le pides, mordiscos, etc etc. No vamos a culpar a Kiva, todo esto lo descubrí ya con Veda, Kiva sólo me lo está recordando.

Pero, ser cachorro es una enfermedad que se cura con el paso del tiempo. Y por más que me joda tener que ir detrás de Kiva premiando cada cosa buena que hace y castigando cada cosa mala, es lo que hay que hacer si después quieres disfrutar de tu perro cuando crezca. Resulta agotador, pero si pienso en cómo era Veda a los 10 meses (habiendo vivido conmigo ya 5 meses) y pienso cómo es Kiva a la misma edad, pues veo un poco de luz al final de un larguísimo tunel en el que acabo solo de adentrarme.

Si yo que ya he tenido 3 cachorros en casa me desquicio, entiendo a aquellos que compran el perrito ese tan mono de la tienda, se lo llevan a casa...y...la primera vez que lo dejan solo, al volver se quieren pegar un tiro. Si alguno en la sala está considerando añadir un perrete a su familia, primero mirar esta foto:

Si ya os habéis acojonado, yo me repensaría la idea. Lo que veis no es ná . No hay nada roto. Kiva simplemente me ha tirado por los suelos todo lo que le ha apetecido. Y lo hace todas y cada una de las veces que salgo de casa. Es NORMAL, estas cosas son típicas de cachorro y no puedes hacer nada para evitarlo. No sirve de nada que te enfades al ver el tsunami y castigues al perro. Si no lo pillas infraganti no va a entender por qué la castigas.  Y esto no es ná!! La perrica de mi hermano, super bien educada, obedece toda orden a la primera, se la puede llevar a cualquier lado...pero...cuando la deja en casa arremete contra lo que pilla. Ha roto dos sofás y una mesa. Es una cachorra, sí. Y sé de otros cachorros que han abierto agujeros en paredes o en puertas. Qué monos eh?? Pues eso, que al menos Kivalo único que hace es tirarme por los suelos todo lo que pesca (incluido ropa del armario) pero no ha roto nada y no me ataca los muebles.

Qué puedes hacer? Realmente no mucho. Tachar días en el calendario y pensar que os queda un día menos de etapa cachorril. O bien habilitar un espacio ´apto para cachorros´ donde no haya nada que el perrete pueda destrozar. Hay gente que asigna una habitación vacía. O un pasillo. O una cocina + terraza si las tiene despejadas. Y otros compran jaulitas donde meterlos cuando se van de casa. Yo he optado por la jaula. Cada vez que salgo a la compra o a alguna cosa más o menos corta, Kiva va a la jaula. Cuando trabajo, tengo una amiga de visita en casa, que también la mete si sale de casa. Lo importante es que el perrete no asocie la jaula con algo malo. Tiene que ser grandota, tener juguetes y todo cosas buenas. Si veis que cuando estáis en casa el perrete también se mete allí él solico, es que habéis hecho un buen trabajo. Si tenéis que meter al perro arrastras, os aconsejo youtube porque lo estáis haciendo mal, y puede ser contra-productivo.

Y en estas estoy con Kiva. ayer le compré una jaula XXL porque la de Veda me parecía demasiado pequeña para estar con la puerta cerrada. Y en esas estamos, mandándola a la jaula (con la puerta abierta) y dándole un super hueso para comerse ahí dentro. Cuando está en plena faena se cierro la puerta y me voy a la cocina. Si al volver sigue tranquila, premio! Y hoy cuando me fui a la compra, la metí en la jaula con un botellín de plástico relleno de comida y un agujero. Al volver seguía entretenida.

También la meto en su jaula cuando yo ceno, porque es muy gulas y no la quiero cerca de mi plato. Eso cuesta un poco más porque prefiere estar con la nariz en la comida y no en la jaula. Se pone a llorar y la tengo que reñir, pero bueno, poco a poco lo va aceptando.

Y ahora, a estas cosas normalitas de cachorro, añadir que la mía viene con extras por mala sociabilización. Cuando va atada se quiere comer a cualquier perro que pase cerca ( se llama perro reactivo, a Kiva le viene de miedo e inseguridad) Esto si no se trabaja, puede acabar siendo un problema muy grande. Cómo se cura? Así en corto, teniendo los bolsillos llenos de chuches para cebar al perro cada vez que visualice otro perro (así relaciona ver perro con chuche...y nada más que lo ve te mira a tí en busca de la chuche y se le olvida que pasaba otro perro por la calle) y llevandola al parque a jugar a la pelota. Como está tan centrada en la pelota, no se asusta si ve un perro. Va, lo huele, y vuelve a seguir jugando. De esta manera aprende que los perros no son malos.

Una cosa buena de los cachorros es que aprenden muyyyyyy rápido. Hoy mismo en menos de 5 minutos la he enseñado la orden "touch" , que es que me toque la palma de la mano con el hocico a la orden :)

Pues eso, que estoy encantada con Kiva, pero es muchísimo trabajo, hay que estar alerta todo el tiempo para premiar o castigar, y creo que mucha gente no piensa en eso cuando se agencia mascota...y luego pasa lo que pasa

jueves, 14 de julio de 2016

Vueling

En las últimas semanas se está criticando mucho a Vueling, aprovechando los problemas que la aerolínea está teniendo. Me da mucha pena, la verdad, porque, teniendo en cuenta que es una Low Cost, para mi gusto, son lo mejorcito que hay.

Llevo volando con ellos como 6 años, desde que vivo en Holanda, y incidencias con ellos he tenido contadas. Recuerdo una vez un retraso. Estando dentro del avión no poder despegar. Nos repartieron agua y recuedo que me dieron un vale de descuento para mi siguiente vuelo. En cambio, con Transavia estuve 2 horas encerrada en uno de sus aviones en Rotterdam, más 2 horas y pico de vuelo, y ni siquiera nos dieron agua gratis.

Todo esto viene a que el 8 de Julio yo tenía un vuelo con ellos a los 18.35 desde Amsterdam a Barcelona. Una hora antes de embarcar aparece el vuelo retrasado 4 horas en las pantallas. La gente flipando claro. No aparece nadie de Vueling, no tienen personal en Schiphol, y envían a alguien del aeropuerto a capear el temporal. La chica muy correcta se disculpa y explica que el vuelo tiene retraso por problemas operacionales. No puede garantizar que el vuelo siquiera vaya a salir, pero nos informa de nuestros derechos. En este tipo de situaciones, siempre hay algún amargado que decide desestresarse insultando a la azafata y faltandole al respeto. No sé si me jode más presenciar eso, o el mutis por el foro por parte del resto de pasajeros que esperan. Yo no soy de piedra y me meto por medio a pedir respeto a una persona que está haciendo su trabajo y al encararse el tipo conmigo aparece un Holandés por detrás secundando la moción.

El caso es que la señorita nos lleva a otro lugar para repartir cupones de unos 6 euros, de parte de Vueling, para que tomemos algo mientras esperamos. Además, vueling me envía un sms con actualizaciones prácticamente cada hora. Vueling hizo exactamente lo que tenía que hacer en caso de retrasos. Además, a través de email me informaron sobre mis derechos como pasajero.

En efecto, mi vuelo despegó y aterrizó con 4 horas de retraso. Para una distancia de hasta 1.500 km, según la normativa europea, tengo derecho a que Vueling me compense con 250 euros. La información sobre mis derechos es clara, otra historia es averiguar cómo reclamar ese derecho, eso no es tan fácil. Me costó un rato averiguar como hacerlo, así qué, por si hay alguien en la sala con el mismo problema, os lo voy a explicar aquí.

Como pedir compensación por retraso con Vueling:

Pinchar en este link. y seguir las instrucciones. En el hueco que hay para "contar" vuestro problema, os recomiendo que uséis uno de los muchos textos disponibles en google, para que suene lo más formal posible. Yo utilicé este texto como plantilla, y lo adapté a mi caso. Una cosa que yo añadí por ejemplo es que me confirmasen la recepción de mi queja.

Vueling te envía un email confirmando que han recibido tu mensaje, pero no tienes forma de tener copia de lo enviado, así que yo lo que hice es preparar lo mismo pero en forma de carta para enviarlo por correo certificado si Vueling no me confirmaba la recepción de mi queja. Pero no hizo falta, porue a la mañana siguiente recibí un correo electrónico de vueling disculpándose y confirmando que tengo derecho a una compensación económica por el retraso, y pidiendo mis datos bancarios.

Con todo esto, lo que quiero decir es que sí, Vueling la ha cagado bastante, pero a mí en todo momento me mantuvieron informada y se han comportado conmigo de una forma totalmente profesional, por tanto, yo espero que esto no les pase una factura muy alta, y espero poder seguir volando con ellos. Por mi parte, mi confianza la tienen.

Chapeau Vueling!

martes, 28 de junio de 2016

Brexit

El 23 de Junio va a marcar un antes y un después en la vida de todos. Los hay que aún se piensan que el tema no les va a afectar es que viven en los mundos de Yupi. Estoy hablando del Referendum en UK. Ese en el que más del 72% de los británicos fueron a las urnas, y ese en el que el 53% de los votantes decidieron mandar a tomar por el culo a la UE. Lo más gracioso del todo es que, una vez confirmado el resultado, el Brexit, el % de gente googleando en territorio británico cosas como “Qué es la UE” o “Consecuencias de abandonar la UE” Se disparó. Vamos, lo que viene siendo votar sin saber lo que votas.

Y por qué pasó esto? Muy sencillo (y muy complejo a la vez). El Brexit vs Remain (Salida vs Permanencia), a la hora de la verdad se convirtió más bien en un “le gustan a usted los extranjeros?, No=Brexit, SI= Remain” . Así que podemos releer los resultados como un 53% de los votantes quieren echar a patadas a los extranjeros de UK. Y yo creo que un alto % de los votantes no informados ni siquiera se paró a pensar si extranjeros eran europeos o no europeos.

Una cosa que me hace gracia, aunque gracia tiene más bien poca, es el comprobar que eso de tener un morro que te lo pisas no es exclusivo español. O lo de prometer, prometer, hasta meter, una vez metido, se acabó lo prometido. Los partidarios del Brexit, entre otras cosas, prometieron al pueblo británico que el dinero que iban a dejar de enviar a la UE lo iban a invertir en sanidad. Horas después, uno de ellos, con una sonrisica que da hasta miedo, dice que se va a invertir “en sanidad, escuelas, O LO QUE SEA” Hablando en plata, en lo que les salga a ellos de los cojones. La presentadora le pregunta si de verdad NO puede asegurar que la pasta vaya a la sanidad, y el señor dice que no. La presentadora le recuerda que es promesa del Brexit y que un % de gente ha votado en base a esa promesa. Con la misma cara va y dice que eso ha sido un error (la promesa, y el votar en base a esa promesa). Ole.

Por otro lado, me enorgullece el ver que el 62% de los escoceses votaron quedarse en la UE. Y me enorgullece que la Ministra Principal escocesa Nicola Sturgeon salga en la TV diciendo que Escocia no se siente representada por los resultados del referéndum y que los europeos siguen siendo bienvenidos en su casa, Escocia, que su trabajo es valorado. También dice que, en 2014 los escoceses decidieron en referéndum no separarse de UK, que mucha gente votó eso porque para ellos era importante seguir en la UE, y que como ahora UK quiere pirarse de la UE, los escoceses tienen derecho a volver a decidir (UK vs EU). No tengo claro que va a salir de ese posible referéndum, pero sí creo bastante posible que escocia mande al resto de UK a freír espárragos.

Qué va a pasar ahora? Pues nadie lo sabe. Porque ahora tienen que ‘aprobar’ el resultado del referéndum, y por ahora no parece muy claro que esto vaya a pasar, porque Cameron se ha tirado el pedo y ha salido por patas. Deja el marrón a quien venga detrás…y el que venga detrás tendrá que activar la bomba teniendo al 50% de los británicos en su contra y con la amenaza de que Escocia e Irlanda del norte se vayan. O no hacerlo y tener al otro 50% de los británicos descontentos. Y no creo que puedan irle al resto de la UE con eso de ‘eeemmmm, que, esto, que era bromaaaaaaa’


En cualquier caso, UK está jodido. Y detrás de UK, lo estamos todos los demás….

martes, 7 de junio de 2016

Otro viaje a Bilbao

Lo confieso, acabo de volver de Bilbao. Después de mi visita a Kiva en Mayo, tardé como dos días en sacarme billetes para volver en Junio, y con lo que cuestan esta perra me va a arruinar antes de vivir conmigo.

En un mes que ha pasado entre una visita y la siguiente tengo que decir que la orejas ha crecido y se ha puesto preciosa, tiene un figurín atlético que ya me hace hacerme una idea de las horas que voy a necesitar ejercitarla para cansarla. Se me va a poner un figurín interesante a mí también, y fijo que problemas de insomnio no voy a tener.

Además de guapísima, está mucho más centrada. Como ya tiene las patitas bien, mi hermano puede soltarla. El correr libre hace que se desfogue más y ande menos desbocada, aunque de por sí es una perra muy inquieta y muy movida. Me río yo cada vez que alguien me dice que a partir de los dos año o así irá a menos, que se tranquilizará. Perdónenme ustedes, pero he vivido 11 años con mi pelocha Veda, que en muchas cosas se parece a Kiva, y una de ellas es que era un terremoto, no paraba, y no paró hasta que se murió. Así que viendo a Kiva, dudo mucho que se tranquilice con la edad. Y no estoy segura de querer tener un perro alfombra, yo creo que me va la marcha.

Una cosa que tiene de bueno Kiva es que la llamas y viene, esté donde esté, y haga lo que haga, para y vuelve. No es dominante, así que no creo que se me pelee con otros perros. No me gusta mucho que es un poco cobarde, y cuando tiene miedo se esconde detrás de mí. Otras veces reacciona al miedo soltándote un bocado con esos dientes de cocodrilo que tiene. Esto se puede comprobar sacando un cepillo para peinarla. O sale por patas o te suelta un bocado. Y el veterinario es todo un show, eso de que un desconocido le clave agujas no le gusta mucho. Pero bueno, son cosillas que se pueden trabajar. Y es una perra que se acostumbra rápido a las cosas. Me ha costado dos días sólo que se acostumbre a pasear con arnés y halty (que no les suele gustar mucho) También es una perra que te coge cariño enseguida y te obedece. Esta vez me reconoció a la primera y vino a saludarme. Y parece que esta vez no le hizo falta medirme las fuerzas.

Sus "problemas de comportamiento" con la comida han mejorado, sigue aspirando la comida pero puedes acercarte y tocarla sin que te suelte un bocado. Ya no ladra a la gente ni a los perros, y hasta juega con ellos! Lo dicho, va mejorando mucho! También me hace gracia el que tiene mucho instinto de pastoreo. Salí con mi hermano, con Dina y con Kiva, y, en una terraza entré dentro del bar a pagar. Se estresó mucho al ver que me iba, y me montó una fiesta al verme volver. También en el bosque me escondí con mi hermano y se volvió majara buscándonos, hihihi. Eso le pasa por despistarse.

Y si no fuese porque ya se acerca la fecha de su viaje a Holanda, estaría mirando más billetes! Ahora nos queda pensar como vamos a hacer para traer su jaula a Holanda, porque es tamaño pastor alemán! Después de pagar un pastizal para comprarla para que MRW llevase a Kiva de Barcelona a Bilbao, me jodería bastante el dejarla atrás, pero es que el coche de mi hermano es pequeño!! (alguien tiene alguna idea??) Alguien tiene algún conocido que haga "pronto" norte de España a Holanda y quiera llevar una varikenel???? Ofrezco jamón!! (y es lo más preciado que tengo en mi casa ahora misma), vale vale, también una tortilla de patata y un gazpacho...

Ains, Empieza la cuenta atrás

lunes, 30 de mayo de 2016

El camino....

Leyendo las actualizaciones de otros blogueros me encuento con esto de Antxon Urrutia

"Una vez escuché que la vida es eso que te sucede mientras haces planes. Pero claro que de repente Dios, el destino o quien os plazca, ya se encarga de tirar nuestros más caros sueños y ambiciones por los suelos, de enfrentarnos al espejo de nuestras debilidades para ver como estallan en pedazos, y las vemos caer a nuestros pies mientras la más absoluta impotencia nos priva de toda posible defensa o solución ante lo inevitable"

Y me vienen a la cabeza tres posts que tengo en mente pero que me empeño en aplazar. Cuando uno mira por la ventana y ve el cielo gris, el agua caer y un frío del carajo no se pone a escribir sobre cosas tristes, hay que buscar cosas buenas que nos alegren el día. Pero abrir el blog y encontrarse eso...quizás es que uno tiene que empezar a desfogarse. Así que, teniendo en cuenta que dos de los tres posts tienen que ver con muerte o enfermedad grave, y el tercero no, vamos a escoger el menos malo, en el que no se habla de vivos.

Creo que ya desde los 20 años he tenido claro que mi plan de vida iba a ser el típico "casa+marido+niños+perro" y que el trabajo iba a ser simplemente la forma de conseguir que mis sueños y de mi familia se hiciesen realidad, una financiación, sin más. Desde luego nunca jamás he sido una de esas mujeres que buscan el sentido a su vida en el trabajo y el éxito profesional. Y no lo digo con desprecio. Cada cual elige qué tipo de vida quiere llevar. Claro que luego, a esto, le aplicamos el segundo párrafo, ese entrecomillado, y podemos tener un resultado completamente distinto. Tiene gracia que a los 20 y alguno, mi vida sí estaba encarrilada a esto. Tenía una pareja que compartía mi visión de la vida. Pero, entre otras cosas, mi curiosidad por otros mundos y otras cosas me llevó a otros caminos. En concreto a Glasgow. Y a Holanda. Pero me alejó del camino "familiar" Que conste en acta que el camino este que nombro no es un camino de un par de km, sino que es un camino MUY largo.

Durante muchos años me olvidé totalmente de ese camino familiar. Y ya de paso del mundo de las relaciones sentimentales con el sexo opuesto. Hasta que de la nada me apareció el tulipán. Y bueno, así resumiendo mucho, igual que apareció, pues desapareció, y consigo se llevó planes de futuro, ilusiones, y bueno, os hacéis una idea. Un huracán me sacó del ya mencionado camino familiar. 

3 años después, sigo con la idea del 'camino familiar' con la diferencia de que me doy cuenta de que algo en mí ha cambiado y que lo que ha cambiado dificulta el volver a ese camino. Es como un querer y no querer. No sé si me explico. Probablemente no. Hace como un año que empecé a forzarme a ir a eventos donde podía conocer a gente que quizás podía llevar a relaciones. Pero luego resulta que no estaba muy predispuesta, y o bien me quedaba en el sofá de mi casa, o iba con otra gente y me dedicaba a socializar con gente conocida e ignorar a desconocidos (hombres). Cosa que no es muy típica de mí, siempre me ha gustado conocer gente nueva. El siguiente paso, siguiendo consejos de gente de mi entorno, por eso de que Mr Right no va a aparecerme en casa (y yo con estos pelos), decidí ir a unas cuantas citas. Desastre total, otro fracaso. Que sí, que unos muchachos muy majos, un café muy agradable, que sí que eran guapetes, que eran inteligentes y todos los pros que queráis pensar. Pero que no. Que yo ya iba poco predispuesta, me entretenía la conversación durante la cita y ya. Ni segunda cita ni leches. Porque no. Y no sé decir por qué. Simplemente no. Y podían ser una mezcla de Leonardo Dicaprio con Einstein. Pero no. Y tampoco se puede cambiar eso.

Ya hace un tiempo que dejé eso de las citas. Pa qué. Y sigo con poca predisposicón (por no decir  ninguna) y con un estilo de vida que no ayuda mucho a que el principe azul se cuele en mi vida, Y si se cuela se va a llevar un montón de escobazos eso seguro. 

Y todo esto es consecuencia de haberme visto hundida en la miseria por culpa de un hombre, y que juré por mis muelas que nunca jamás me vería en esa situación de nuevo. La Pelocha más "amorosa/sentimental" quedó encerrada en un baúl con 4 millones de candados y la que ordena y manda es la Pelocha racional. Y las llaves vete tu a saber donde coño andan. Y sí, queda muy bonito cuando la gente te cuenta historias de Príncipes que vienen en caballos blancos y de pronto en un segundo arreglan todas tus heridas de guerra y rompen todos los candados. Dejad que me ría un rato anda. Yo soy más de pensar en hombres normalitos que se acercan a la bruja y se llevan tales arañazos que salen por patas, y con toda la razón del mundo. Y yo soy ahora mismo esa bruja.

Como sé lo que me digo, y no quiero perder el tiempo soñando con cosas que quizás no van a pasar, tomando el ejemplo de mujeres poderosas y solteras a mi alrededor, empezé a pensar que bueno, uno no siempre acaba teniendo lo que planea, y que estas mujeres independientes que conozco son felices con el estilo de vida que tienen. Yo también soy muy independiente y muy de hacer las cosas a mi manera, así que no puedo permitir que mi felicidad o falta de felicidad dependa de si tengo o no familia. Si no la tengo, no puedo permitir sentirme más incompleta que si sí la tengo. Al fin y al cabo, ser libre como el viento tiene sus ventajas. Llegado un punto, tienes suficiente dinero y 0 bocas dependientes de tí como para ponerte a descubrir cada rincón del planeta.

Lo que es una pena es que todo esto no sea por elección, sino consecuencia de una herida. Algo se rompió, y la persona que lo hizo sigue viviendo su vida feliz como una perdiz, sin interés ni remordimientos, ni nada de nada. Ojalá fuese cierto eso de cada uno acaba teniendo lo que se merece. 

Y ahí tenéis el querer (pareja) y no querer (malo-malo-fuera-fuera-lejos-lejos-bicho-bicho). Sí, ya, que no tengo sentido. Pero eso ya lo sabíamos no? Contradictoria total.